Cuba podría ver resurgir su industria de casinos

  • 24 de diciembre de 2014 | La Habana, CU
  • Los actuales esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos por normalizar las relaciones con Cuba podrían abrir la puerta a grandes oportunidades de expansión económica para ambos países. A medida que Cuba se aleje progresivamente del comunismo se podría allanar el camino para el desarrollo de varios sectores, entre ellos el de los juegos de azar que ha estado prohibido durante años en la isla.

    Las declaraciones realizadas la semana pasada por Barack Obama en Washington dan cuenta de una firme intención de restablecer las relaciones entre su gobierno y el de Cuba, finalizadas hace ya más de 54 años. Aunque no se estima un acuerdo a corto plazo, son varios los sectores industriales que ya comienzan a especular acerca de los potenciales beneficios que un acuerdo de esta índole podría otorgarles.

    CubaComo tantos otros, el mercado de juegos de azar en Cuba se vio fulminado en el año 1959, por causa del modelo de gobierno comunista impuesto por Fidel Castro, acabando con los 13 casinos y el sistema de lotería que funcionaban en la isla. Sin embargo, con el correr de los años se ha comprobado que el comunismo no ha arrojado grandes resultados en materia de progreso económico para el país, lo cual ha llevado a su actual presidente, Raúl Castro, a considerar otras alternativas de reactivación.

    Hablando específicamente de como el posible acuerdo podría incidir sobre el panorama de la industria de juego, es necesario recordar la prosperidad de la que gozaba el sector antes de su prohibición. Impulsado por el arribo de turistas desde Las Vegas, Reno y Nueva York, los casinos cubanos se regocijaban en aquel entonces de una gran afluencia de público, la cual a su vez contribuía de gran manera a incrementar el mercado del turismo, el principal motor de la economía regional.

    La idea es precisamente que el sector regrese hacia esas épocas y atraiga nuevamente la atención de todos los jugadores que emigraron hacia Estados Unidos, luego de que Castro aboliera el juego. “No creo que exista duda alguna en que los ejecutivos de casinos de Estados Unidos y más allá estén pensando en un plan para ingresar en Cuba”, dijo Bob Jarvis, profesor de la Nova Southeastern University. “Era la tierra del juego para los Estados Unidos en los años 1940 y 1950, y podría serlo nuevamente”.

    Además de contar con una gran proximidad con los Estados Unidos, resulta imprescindible destacar las diversas ventajas otorgadas por las maravillas naturales de la isla que año tras año capturan la atención de millones de turistas a nivel internacional. Combinando estos dos factores con una industria de juegos de azar bien regulada tiene mucho sentido vaticinar el éxito de la instalación de casino-resorts en la región.

    Aun con una infraestructura turística algo dañada, Cuba recibió durante el 2013 un total de 2,83 millones de visitantes de acuerdo al último informe del Ministerio de Turismo (MINTUR), cifra que podría verse enormemente mejorada con la inclusión de casinos. En lo que respecta a las regiones que podrían albergar estas instalaciones, son varias las que se perfilan como candidatas, entre las que destacan La Bahía de Guantánamo y la Bahía de Cochinos.

    Aunque ya se ha dado el primer paso y las expectativas sobre esta industria son grandes, los principales actores del juego como Las Vegas Sands y Hard Rock International han omitido realizar comentarios concretos sobre su interés por instalarse en el país centro-americano. Las opiniones más optimistas coinciden en que es muy prematuro hacer suposiciones ya que tomaría al menos 10 años reunir los requisitos necesarios para que este mercado se restablezca en la región.

    “Mucho ha cambiado desde que Cuba era un destino de juego, empezando por que otras islas ahora ofrecen juegos de azar también, y que esta actividad ahora es frecuente en los Estados Unidos,” dijo Michael Pollock, director de la firma de investigaciones Spectrum Gaming. “Pero es una hermosa isla, y existe un enorme factor de curiosidad”.

    Más Información
    MINTUR – Página Web: Cubagob.cu

    Por: Nicolas Moreira, Redactor