Más de 500 panameños se auto-exlucyen de los casinos

  • 30 de septiembre de 2015 | Ciudad de Panamá, PA
  • Un total de 502 personas han solicitado su derecho de autoexclusión de salas de juegos que operen a nivel nacional en Panamá. Esto se ha realizado dentro del marco del programa impuesto por Junta de Control de Juegos (JCJ) y la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA), a fin de combatir la ludopatía.

    Juegos de azarEn Panamá, 502 personas que bajo los lineamientos del programa son consideradas ludópatas, solicitaron ya sea personalmente o a través de familiares que no se les permita entrar a casinos. De este total, 385 personas solicitaron dicha prohibición a la ASAJA y las 115 restantes hicieron lo propio ante la Junta de Control de Juegos (JCJ).

    El presidente de ASAJA, Antonio Alfaro, dijo que, aunque la asociación implementó el programa de autoexclusión, no hay una ley que obligue a los 21 casinos y 26 salas de juego a cumplir el deseo del ludópata. Con esta iniciativa, los administradores de los casinos tienen derecho de sacarlos si llegan a ingresar a los locales.

    La psiquiatra Juana Herrera del Centro de Estudio y Tratamiento de Adicciones (CETA), del Instituto de Salud Mental, manifestó que a pesar de que hay un registro de las personas que han pedido ser vetados de los casinos, no hay una cifra oficial de cuántos ludópatas existen en el país. Herrera explicó que la ludopatía es una adicción no química, ligada a los trastornos de control de impulsos como la piromanía y los trastornos alimenticios.

    Este trastorno, que es tratado por especialistas en el CETA, se caracteriza por la obsesión, compulsión y la repetición continua de la actividad a sabiendas de que se auto destruye.

    “Hay una fantasía en el ludópata de que si continúa jugando ganará. Piensa que está en una mala racha y no para hasta que lo ha perdido todo”, sustentó la doctora.

    Fuente: elsiglo.com